Siempre he dicho que trabajar es un privilegio, y que para dormir tenemos siglos, por lo tanto a esta tierra estamos y vinimos para cansarnos.

Sin embargo, el descanso es un derecho maravilloso que curiosamente no todos ejercen, parece que nos cuesta entender que descansar es un tema de salud, física y mental también.

Yo misma debo reconocer que por ser independiente y tener que generarme los recursos para descansar muchos años de mi vida no lo he hecho, pagando duras consecuencias en mi salud en todos los ámbitos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *