Segundo de coraje

Es muy probable que algo te esta pasando en tu vida que te lleve a tener que tomar alguna decisión. Esto puede ir desde empezar una dieta, donde quieras dejar de consumir azúcares y harinas hasta tomar la dolorosa decisión de separarte.

La televisión es sin llorar

Estos últimas semanas hemos podido saber de varias y varios conductores de televisión que se han colocado a llorar por diversas razones. Por un lado cuando se extraña a un ser querido, cuando se está sobrepasado por el trabajo o cuando las redes sociales invaden de rabia nuestro mundo emocional sin merecerlo y sin ningún conocimiento.

¿Saquemos una foto?

Antes de empezar a escribir de este tema, quiero explicar mi ausencia de estos meses. La verdad que después de terminar mi libro Educar para sentir, el que les recomiendo leer, jajaja, quede como vacía y muy cansada con mucha necesidad de volcarme hacia mi misma y esto se junto con una serie de dificultades propias de la vida me hicieron ausentarme de este espacio que estoy feliz de recuperar.

Miedo al envejecimiento

A todas nos ha pasado que cuando se anuncia un cumpleaños parece que es una tragedia en vez de una fiesta. Las velas ya no están en los pasteles y las mujeres mentimos en la edad como un signo de coquetería. Sentimos muchas veces que nos digan que nos vemos más jóvenes es un piropo y nada parece tener sentido.

La muerte me viene a buscar ¿qué hago?

En uno de los últimos encuentros, se me ocurrió contratar un actor que entraba en el salón interrumpiendo la conversación y me decía que era LA MUERTE, y que me venía a buscar. Esto lo hice en el marco del último estudio para el libro que estoy escribiendo en estos momentos.

Melancolía o angustia

Mi hija está haciendo un diplomado de fitoterapia (el uso de las plantas o extractos medicinales para usos terapéuticos) y en el le enseñaron algo que me hizo pensar.

La importancia de los amigos

En muchos países latinos , este mes es el mes de los amigos o de la amistad y este punto me hizo pensar en lo importante que se vuelven con el paso de los años. Estos hermanos o hermanas elegidos en la vida al final nos acompañan más que muchos familiares incluso más que nuestras propias parejas e hijos si es que hemos decidido tenerlos.