Psicóloga Pilar Sordo: “Hay que creer en el diagnóstico, pero no en los pronósticos”

laprensaaustral“Hay que creer en el diagnóstico, pero no en los pronósticos. Hay enfermos y cada persona construye su enfermedad de una manera distinta”. Con estas palabras la psicóloga Pilar Sordo, abordó en parte la reflexión que se entregará durante el conversatorio que para pacientes con cáncer y sus familias, pero también para toda la comunidad de Punta Arenas, programado a partir de las 9 horas de hoy en el auditorio del Hospital Clínico.

La actividad se realiza en el marco de la V Jornada de Apoyo al Paciente Oncológico “Juntos contra el cáncer”, organizada en conjunto entre la Fundación Hernando de Magallanes y la Fundación Cáncer Vida en el marco del Mes de la Prevención del Cáncer.

La conferencista y escritora chilena invitó a la comunidad a asistir a la charla, donde se busca entregar las herramientas a quienes padecen la enfermedad, pero también a quienes acompañan a los pacientes en este proceso. “Tienen que ver con un tema de contención, de que sepan cómo expresar las emociones, cómo vivir la cotidianidad y toda esta cosa tan negativa que hay en Chile de que basta que un enfermo diga que se siente bien, para que todos le anticipen que mañana se va a sentir mal, de que lo miran feo, pero nadie pregunta nada”, señala.

Admite que el tránsito de una persona aquejada de un cáncer se hace con rabia y con pena y que por lo mismo se procura facilitar las herramientas para entender de que el cáncer no significa muerte por mucho que esté presente en nuestro inconsciente colectivo. Y, es que según confiesa, el 97 por ciento de los cánceres tiene cura.

La conocida psicóloga de la Universidad Diego Portales, dice que este diagnóstico cambia todo, no sólo para la persona que está enferma, sino también para su entorno, cambian los horarios y las cosas que hay que hacer, pero frente a esa situación es necesario saber poner límites en ese cuidado y pedir ayuda a la red de apoyo porque o si no se puede adquirir el síndrome del cuidador, que tiene que ver con perder la identidad personal en favor del enfermo.

Experiencia personal

“A mí se me murió una pareja de cáncer y mi papá lo ha enfrentado dos veces. Uno siente que recibe una encomienda que no quiere recibir, que te llega directo a la casa y tienes que decir si la abres o no. Hay gente que la esconde, hay gente que la destruye sin abrir, pero hay quienes la abren con miedo y con pena, son ellos los que descubren el regalo que trae el cáncer, la sanación de los afectos de aprender a decir lo que sientes, cambian las prioridades”, sostiene Sordo.

La Fundación Cáncer Vida tiene como objetivo acompañar a los pacientes, pero sobre todo acompañar a la familia y a los amigos del enfermo. “Tenemos el convencimiento de que la gente que transita por el cáncer por un extraño misterio de la vida tiene cierta sabiduría para enfrentar este proceso, pero no así la familia y ellos son un elemento clave en el tratamiento y la mantención del enfermo en el proceso, ellos pueden ser un elevador o destructor del ánimo, por eso importa mucho apoyar esa parte”, complementó.

La invitación está abierta a la comunidad a asistir al conversatorio. “Queremos darle un enfoque multidisciplinario al tratamiento oncológico del paciente y por eso, quisimos invitar a Pilar Sordo, porque ella tiene una experiencia de vida muy cercana. Nosotros tenemos muchos tecnicismos en el tratamiento del paciente oncológico y en el camino, muchas veces vamos perdiendo lo que tiene que ver con los sentimientos y las necesidades humanas. Y los pacientes necesitan no sólo de la buena quimioterapia, no sólo de la buena cirugía, sino de un tratamiento integral de su patología, al igual que sus familias”, destacó el presidente de la Fundación Hernando de Magallanes, doctor Alejandro Altamirano.

La Fundación Hernando de Magallanes nació en base a la idea de estudiar lo que pasa con el cáncer en la región y ante la necesidad de contar con mejores equipamientos.

Se encuentra trabajando alrededor de un año, aunque su puesta en marcha se formalizó el 2 de febrero de 2017, con el liderazgo de los especialistas Alejandro Altamirano, cirujano digestivo; Pablo Pinto, anatomopatólogo; e Ida Gómez, kinesióloga.

Entre sus objetivos, se encuentran el trabajar en distintas áreas de la salud, operativos sociales, compra de nuevos equipos, realización de exámenes a bajo costo y desarrollo de investigación en la región, además de la prevención y apoyo psicológico.

La Prensa Austral