All posts by administrador

Captura de pantalla 2018-03-20 a las 15.17.41

La escritora Pilar Sordo se suma al Consejo Consultivo de Jóvenes Líderes

Captura de pantalla 2018-03-20 a las 15.17.41Biografía

María del Pilar Sordo Martínez (Temuco, 22 de octubre de 1965) es una psicóloga y escritora chilena. Desarrolla su actividad profesional en Santiago, prestando además asesorías a colegios a lo largo del país y a empresas tanto en Chile como en el extranjero. Asimismo, en la actualidad se desempeña como asesora de diferentes ministerios. Paralelamente a su actividad clínica, es creadora y directora de la Fundación para pacientes con cáncer de pulmón y páncreas en memoria de Óscar Letelier González. Gracias a la profundidad de sus conocimientos, el éxito de sus libros y su personalidad carismática, realiza charlas, participa en diversos programas de radio y televisión y es columnista en diferentes medios escritos y portales de Internet. Fue elegida una de las cien mujeres líderes de Chile en los años 2006, 2007 y 2010. Obtuvo el premio Mujer del Año 2007, reconocimiento otorgado por el diario El Observador. Forma parte del cuadro de honor de las veintiún personas más influyentes en Chile. Fue destacada con el premio Atrevidas 2010 en la Argentina y desde 2011 es embajadora de Mujeres con Pantalones. Entre sus libros publicados se cuentan ¡Viva la diferencia! (2005), Con el Coco en el diván (con Coco Legrand, 2007), No quiero crecer (2009) y Lecciones de seducción (2010).

a11363PilarSordo

Pilar Sordo: “Está instalado que tenemos que morir viejos”

a11363PilarSordo

La exitosa escritora y psicólogo chilena Pilar Sordo se refirió en Radio Brisas al impacto que causó la muerte de una persona joven, ante el doloroso fallecimiento de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin.

“Está instalado que tenemos que morir viejos, y cuando la vida rompe ese paradigma, el impacto es mucho más fuerte”, señaló Sordo, en diálogo con Rodrigo Lussich.

“La partida de Débora es muy fuerte también por la forma en que fue. Es como ir a comprar pan y no volver nunca más”, graficó.

En contacto con el programa “Un Día Divino”, Sordo señaló que el shock y la rabia van a ser largos, ante una partida tan repentina.

“Los duelos son personales, y además hay como mucho “evaluador de duelo”, y es algo muy personal. Lo que sí es está claro es que antes de un año nadie puede evaluar el duelo del otro. Antes de un año, nadie tiene derecho a opinar”, consideró.

Pilar Sordo se volverá a presentar en Mar del Plata el próximo miércoles 14 de Febrero, en el marco de su ciclo “El desafío a ser feliz”, una conferencia en la cual destaca aspectos psicológicos de nuestra realidad, para llegar a entender la felicidad como una decisión permanente y diaria. “La decisión de ser feliz debe ser tomada con los dolores que vivimos y no esperar a que estos desaparezcan para tomar contacto con este concepto”, remarca.

La necesidad de incorporar elementos de responsabilidad, el buen ejercicio de la libertad, y la fuerza de voluntad, como ingredientes esenciales en el logro de objetivos, equilibrio trabajo-familia, resolución de conflictos y buena comunicación.

“Para ser feliz hay que darle un significado a lo que nos ocurre y poder convivir con ello, no simplemente por estar contento”, asegura.

 

informador

La importancia de no hacer ‘oídos sordos’

informadorGUADALAJARA, JALISCO (15/JUL/2016).-Desde alergias hasta retención exagerada de líquidos, fueron muchos de los síntomas que Pilar Sordo tenía en su cuerpo y no quería ver, hasta que paró por un momento a reflexionar sobre esas emociones que —por no tratarlas— se transformaron en alteraciones de su cuerpo; el resultado es “Oídos Sordos” (Océano), un libro que habla de que a veces las enfermedades comunican lo que siente el alma.

“Si no hacemos caso podríamos llegar a tener enfermedades sin saber por qué, yo estaba lista para tener un infarto y se logró parar. Cuando uno ama lo que hace tiene menos claves de reconocimiento, pero se nos olvida que el cuerpo se cansa, necesita su espacio para alimentarse, dormir bien, estar contento, eso es la invitación que la investigación hace”, dice en entrevista la autora chilena, quien visitó la ciudad para dar una charla sobre su texto.

La autora de “¡Viva la diferencia!”, “No quiero crecer”, “Lecciones de seducción”, “Bienvenido dolor” y “No quiero envejecer” dijo que de sus anteriores libros este es el primero en donde es la conejillo de indias, ya que en las otras sólo fue recolectora de información.

“Se llama así porque yo me río de mi apellido, hice ‘oídos sordos’ de mi propio cuerpo y no lo escuché, ni ninguna de las claves que me mandó hasta que estaba colapsada, cuando vivo el proceso decido contarlo y me doy cuenta para mi asombro que todo el mundo estaba igual, medicado con algo y que tampoco se hacían ninguna pregunta”, expresa.

En tres capítulos “Entrenamiento cotidiano para no escucharnos”, “Los síntomas”, “El tratamiento”, la autora aborda desde su experiencia el camino que ha recorrido para escuchar lo que su cuerpo necesita, así como su creencia en la medicina debe ser vista como un conjunto, porque muchas veces al no expresar todas las emociones se encapsulan y causan las enfermedades para tomar conciencia. “La gran mayoría de la gente no se para a reflexionar, cuando empiezo a contarlo me doy cuenta que muchos estaban igual, no es que uno no vaya a los médicos, pero que uno debe estar consciente de que las pastillas sólo sin una parte, que lo otro se debe hacer a nivel emocional”.

Explica que fue lo que eso hizo, buscar con medicina alternativa y mucha fuerza de voluntad un proceso de sanar su cuerpo en el que aún se encuentra. Sin caer en consejos, porque considera que no es quién para darlos, la autora recopila algunos puntos para quienes buscan un mejor cuidado personal. “Lo que el libro hace es invitarte a que tu descubras cuáles son tus propios consejos, en mi caso dejé el azúcar, las gaseosas (refrescos), intento mantener una rutina de ejercicios que descubrí a través del Zumba, tratar de dejar las harinas refinadas, fundamentalmente he generado el hábito de preguntarme mucho al día cómo estoy”.

REFLEXIÓN

Recuperar la bondad

Una de las reflexiones que hace Pilar Sordo es sobre el tema de la bondad, el cual dice que le preocupa que en estos años sea visto como un antivalor y sobre lo cual abundará más en su próximo libro. “Me preocupa que hoy sea mal considerado ser ingenuo o noble, y que al revés sea reforzado y valorado ser astuto, vivo, porque al final esos son los cimientos de la corrupción, y en países como los nuestros, es muy importante ver que estamos educando corrupción dentro de nuestras mismas casas, y si le enseño a mi hijo a mentir, me va a costar enseñarle que se conecte con el cuerpo, entrar a escuchar el cuerpo”.

Para la chilena esta ideología llegó hace unos 15 años a los países latinoamericanos. “Decir que uno intenta ser noble pasa a ser un signo de estupidez, es muy difícil tratar de ser buena persona, requiere voluntad, conciencia interna. Tenemos muy poco sentido de trascendencia de lo que importa”.

Gente Tóxica

Yo no sé si es porque estoy más vieja o porque he desarrollado mucho mi sensibilidad este último tiempo por diversas situaciones, pero estoy casi segura que ha aumentado, y así me lo dice mucha gente, una “casta” de personas que se creen con el derecho de arruinarle la vida a cualquier persona que decide construir su cotidianeidad desde lo positivo y el entusiasmo.

Siempre he planteado y así fue en el estudio de la felicidad que la felicidad es una decisión y que la gente que hoy es feliz no es gente que no tenga problemas porque esos seres humanos no han nacido, ni van a nacer. Ellos se levantaron y tomaron la decisión de ser felices con muchas tristezas en el corazón.

Si ya es difícil tomar esa decisión e intentar ser una buena persona, lo que debe ser un trabajo aún más complicado, resulta increíble tener que además pasar la barrera de un sin número de personas que no se llaman negativos, ni pesimistas, sino que realistas y los cuales con ese argumento pareciera que andan buscando gente feliz, entusiasmada, optimista para “deprimirla” a la brevedad.

Es como si ser positivo(a), sea un signo de ingenuidad o literalmente de “pelotudez” y esas personas se ven con la misión de destruirnos nuestros sueños al menor tiempo posible.

Seguramente, Ud. Que lee esta columna, conoce a muchos y a muchas con estas características que se especializan en lo que yo llamo: anticipar desgracias para todo.

Son boicoteadores de sueños y de buenas ideas y lindos sentimientos. Suponen de que lo bueno dura poco y la felicidad son sólo momentos y la centran fatalmente en la alegría y no en una decisión.

Es difícil intentar hacer reflexionar a estas personas toxicas sobre su forma de operar. Se amaparan en el realismo y es como si eso les diera cierto aval científico para decir lo que dicen.

La mejor forma de tratarlos es haciéndoles sentir que no surte efecto su estrategia y que no logran contaminar nuestras vidas. Evidentemente es mucho más difícil cuando se encuentran dentro de nuestra familia o de nuestro trabajo.

Si los puede evitar, hágalo, sino se puede hágales sentir que con una carcajada se logra más que su cara contracturada o “de culo” y que nada, ni nadie puede obstaculizar la decisión de ser feliz.

Estas personas se protegen a veces en las redes sociales y en otras plataformas para expresar su toxicidad y de verdad creo que han adquirido cierto status intelectual que me parece preocupante y que los ha llevado a “reproducirse” con mucha rapidez.

Ojalá los pudiéramos dejar sin trabajo y desde las casas eduquemos a nuestros niños en el máximo esfuerzo y en la pasión y la búsqueda de sueños. Así tendrán más herramientas para vencer a estos “anticipadores de desgracias” que tanto daño nos hacen a quienes con esfuerzo y con problemas y dolores intentamos aportar desde la alegría, el positivismo y la construcción de sueños.

Entonces primero, propongámonos identificarlos, reconocerlos y desde ahí hacerles sentir desde nuestro testimonio y no desde nuestro discurso que no es buen negocio lo que hacen y que una sonrisa y una ilusión trabajada con esfuerzo es la mejor realidad que queremos construir.